Blog: Perdonar ¿hasta cuando?


Anoche, algunas amigas y yo estuvimos hablando del perdón. Bueno, más bien perdonar. En el Padre Nuestro, Jesús nos enseñó a orar así:

«Perdónanos el mal que hacemos, como también nosotros perdonamos a quienes nos hacen mal». (Mateo 6:12, versión La Palabra)

Si no perdonamos, ¿cómo nos podemos acercar a Dios y pedirle nada en oración? Es como si hubiese un muro entre él y yo porque no hemos perdonado a aquellos que nos han hecho daño.

¿Perdonar es excusarle a aquel que nos hizo daño? Pues no. Pero nos libera a nosotros mismos. Si no perdonamos, estamos atados a lo que la persona nos hizo y no podemos avanzar y no tendremos paz interior. No estaremos libres.

La Biblia habla de perdonar hasta ‘setenta veces siete’ que es una manera de decir ‘siempre’.

«Si tu hermano peca, repréndelo; y si cambia de conducta, perdónalo. Aunque en un solo día te ofenda siete veces, si otras tantas se vuelve a ti y te dice: ‘Me arrepiento de haberlo hecho’, perdónalo». (Lucas 17:3-4, versión La Palabra)

A veces tenemos que perdonar la misma ofensa vez tras vez. Si ayer perdoné pero hoy me levanto y todavía siento ese dolor por la ofensa en mi corazón, tengo que volver a perdonar. Pero vendrá un día en qué, aunque recuerdo lo que se me hizo, ya no me duele.

Dios va un paso más. Perdona y olvida.

«Yo, yo soy quien borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados». (Isaías 43:25)

Hoy, si alguien te ha hecho daño, te ha ofendido,

ha hecho algo contra ti, perdónale. Merece la pena.

#perdon #perdonar #ofensa #olvidar #pazinterior #libre #atado

7 vistas

Contáctanos:

Enviar un mensaje

Dónde estamos: 

Calle Esfinge 19, 28022, Madrid, España

 

 

© 2014 por Johnny Bärnreuther